Mi foto
María, 16 años, encantada. Adoro escribir desde el primer momento que mis manos cogieron un libro y mis ojos tuvieron la suerte de poder leer aquellas palabras. Tan rayada que hasta podrías esnifarme. Vivo en un mundo paralelo y pocas veces estoy de vuelta. ¿Mi mayor miedo? Decepcionar a la gente que quiero. ¿Mi mayor consejo? Ser feliz y quererse a uno mismo, pues vas a ser la única persona que pase toda la vida contigo. No intentes entenderme, ni yo misma lo hago.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Please remember that you used to love me


No hay nada peor que aguantarlo todo dentro, como una bomba a punto de explotar. Pero aguantas, aguantas todas las pequeñas piezas para que no explote. Y así lo haces, una vez más te has tragado tus lágrimas, dejando con ellas todo el dolor dentro. Sonríes orgullosa de tu trabajo, aunque sabes que no durará mucho tiempo. Entonces vuelve a ocurrir, sientes que el pecho se te contrae y te tiembla cada milimetro de tu cuerpo, los ojos se te empañan de nuevo y haces esfuerzos sobrenaturales para que desaparezca. Pero necesitas soltar miles de lágrimas, vaciarlas todas, una por una, que vayan callendo por tus mejillas, deslizándose lentamente y llevándose con ellas todo el dolor. Pero no puedes ni debes, te lo aguantas todo dentro, como una chica grande, fuerte en apariencia. Odias quedarte sola, eso significa llorar, soltarlo todo y no quieres, no debes. Pensabas que estabas preparada, te habías entrenado, sabías que ocurriría pero una vez más duele y te das cuenta de que no estabas preparada y que todos tus esfuerzos por olvidarle se han quedado perdidos, lejos. Al fin y al cabo siempre quedaba una pequeña, una pequeñísima esperanza de que todavía te quisiera. Pero una vez más, terminas vomitando mentiras, desilusiones y sueños que jamás se cumplirán.

martes, 30 de octubre de 2012

Maturity?


Madurez: etapa que comienza durante la adolescencia y que, se supone, no termina nunca. En otras palabras, más referido a mi propia opinión, la madurez es una etapa o un logro que muchos no consiguen alcanzar. Mas lo peor no es el que no consigue tenerla, pues al fin y al cabo puede ser que algunas personas estén destinadas a soltar una risita tonta cuando se habla de sexo, como se hacía en primaria. Lo peor, en mi opinión y supongo que también en la de muchos otros, es creer ser maduro cuando la madurez de esas personas no llega ni a la punta de un zapato. 
Tal vez sea yo, no lo niego, puede que sea una maniática y no aguante la inmadurez humana, pero no puedo evitarlo. No puedo evitar ver a gente que todavía no ha alcanzado su madurez molestando a los que si lo han hecho. Haciéndoles perder el tiempo en sus estupidas tonterías. 

Pero a veces, por muy maduro que seas, algunas de esas tonterías llegan a tener su gracia y alguno de aquellos inmaduros pueden llegar a abrirse un hueco en tu corazón.

domingo, 28 de octubre de 2012


Entonces es cuando empiezas a comprender que las heridas están para ser cerradas y que, aunque la cicatriz te persiga toda la vida, no te volverá a doler nunca más.

Pardelas.

miércoles, 24 de octubre de 2012

The writter


Una necesidad. Todos tenemos necesidades, algo que tenemos que hacer en todo momento, algo inevitable. Se podría llamar adicción, droga... Si hablamos en esos términos, mi droga es escribir, mi necesidad, me tubo de escape, mi manera de expresarle al mundo con palabras lo que no soy capaz de hacer con acciones. Mi pequeño diario sin sentido, abstracto y absurdo. No tiene sentido contarle tus sentimientos a alguien desconocido, a un extraño. Pero aún así lo hago. Escribo porque lo necesito, porque cuando mis palabras fluyen con la tinta de ese viejo bolígrafo desgastado, siento que mi cuerpo se va vaciando de problemas. Uno a uno, palabra por palabra, dejándolo todo atrás y llorando tildes que le dan la entonación a mis palabras. Sintiendo que mi peso disminuye con cada palabra que escribo. Sintiendo que puedo volar, cuando llego al punto y final.

sábado, 6 de octubre de 2012

¿Juntas? Juntas.


Y cuando menos te lo esperas aparece. Aparece como una luz que brilla entre millas de oscuridad, para salvarte, para llevarte sana y salva a casa. Aparece con sus enormes ojos verdes y te abraza como si no lo hubiera hecho en años, como si dependiera su vida de ello. Te abraza tan fuerte que te falta el aliento, pero deseas no soltarla nunca. A pesar de todo eso significa que está contigo, ¿no? Y entonces te mira, te sonríe y dice cualquier tontería, lo primero que se le pase por la cabeza. Ella es así, te hace reír cuando una lágrima cae por tus mejillas, te levanta cuando te caes y te hace darte cuenta de que hay gente en el mundo que está para cuidarte. 
Dicen no hay nada mejor que recibir algo que no esperas, nada mejor que una sorpresa. Y bueno, aquí estoy, intentando agradecer con pocas palabras a alguien que se merece el mundo entero. 

¿Recuerdas ese 31 de Marzo? Realmente no recuerdo bien cómo empezó, de lo que estoy segura es de que si hubiéramos sido niñas todo hubiera comenzado con ese famoso: ¿quieres ser mi amiga? Supongo que con nosotras no hizo falta, bastó con jugar una partida a la play, hacer misiones secretas, bailar en la piscina o contarnos miles de cotilleos, para darnos cuenta de que sería para siempre. Llámalo intuición, brujería o cómo quieras, pero te puedo asegurar que desde el momento en el que te acercaste a mí y me dijiste: ¡Hola, soy Daniela! supe que tendrían que pasar crones para que nos separáramos. Me llamarás loca, estúpida, majareta, tonta e infantil, pero al momento te reirás sabiendo que tú también lo eres. 
Y dentro de unos años, cuando alguien me pregunté sobre mi verano 2012 yo sonreiré y orgullosa diré: Daniela. Porque no hay palabra que defina mejor mi verano que tu nombre. Noches de confesiones, días llenos de risas, nuevas experiencias, lágrimas, sonrisas, dudas... Pero siempre juntas. Sinceramente tenía miedo de que cuando acabara el verano te fueras, de no volver a vernos, a llamarnos, a reír... Pero dicen que si algo se quiere, se cuida y se conserva, y yo te quiero a ti, siempre conmigo. Y sabes que siempre que tenga un ratito estaré contigo, en tu casa, en la mía... Donde sea. Porque si estamos juntas, ¿qué más da el resto? Cuando quieres a alguien y tienes la suerte de que esté contigo, todo lo demás da igual.
Estaré siempre contigo, Dani. Cuando te derrumbes y llores, ahí estaré yo para hacerte feliz, para que sonrías, para que esos preciosos ojos verdes nunca dejen de brillar. ¿Y sabes por qué lo haré? Porque sé que tú harás lo mismo. Porque somos una, pequeña. Porque juntas podemos con todo, ¿de acuerdo? Se acabó lo malo, se acabó el llorar por quién no lo merece y el seguir queriendo que vuelva quién más daño nos hizo. Y se acabó porque ahora nos toca ser felices, porque si nos tenemos la una a la otra, ¿qué más queremos?
Te quiero crones.

martes, 2 de octubre de 2012

No feelings


Pensando y pensando llegas a muchas conclusiones. Conclusiones que ni siquiera te habías planteado, que no habían pasado por tu cabeza ni un instante. Claro está, que unas tienen más sentido que otras. Por ejemplo, ¿qué sentido tiene preguntarse si realmente hay alguna persona en el mundo que no tiene sentimientos? En un principio todos pensamos que ninguno, que no tiene ningún sentido hacernos esa pregunta. Pero, supongo que será la madurez o la edad que vamos adquiriendo la que nos hace darnos cuenta de que nada es imposible y de que encontrar a una persona sin sentimientos es mucho más fácil de lo que creemos. Y sí, es triste pero es cierto. Es triste que haya gente que no vea más allá de un físico, de una reputación o de una satisfacción propia. Es triste que el mundo lleno de superficialidad y egoísmo. Pero lo que realmente es triste es que una de esas personas sin sentimientos piense que la gente que los rodea tampoco tiene. Que no se paren a pensar un instante en cómo puede sentirse la gente que los rodea con los actos que ellos hacen, llenos de orgullo y frialdad. Porque puede que lo que ellos olviden en dos segundos, otras personas lo estén recordando el resto de su vida. Es injusto que haya gente sin sentimientos que se aproveche de los que si los tienen.

domingo, 30 de septiembre de 2012


¡Podemos disimularlo pero la orden la da el corazón!


jueves, 27 de septiembre de 2012

You will laugh


Piensa que en algún momento te reirás. Recordarás el momento y te reirás. De la situación, de lo que ocurrió, de la gente, de ti, de tus sentimientos y de tus acciones. Y te reirás. Te reirás de tu pasado, de lo que te gustaba en aquel entonces y de lo que te hizo sufrir. Reirás por los amigos que hiciste y por los que perdiste, por lo que conseguiste y por lo que jamás intentaste. Por las oportunidades perdidas y por el miedo que tuviste. Reirás de caídas estúpidas pero también reirás de cuando te levantaste. Te reirás de lo que en aquel entonces te parecían problemas y reirás de las soluciones que pusiste para hacer tu vida algo mejor.

martes, 25 de septiembre de 2012

Quizás

Nuevas experiencias, momentos inolvidables, palabras que enamoran, miradas que enloquecen y sonrisas que llenan de felicidad. Sonríes como una estúpida recordando sus palabras y aquella vez que te dijo: "eres preciosa". Es inevitable, es inevitable que al oír semejantes palabras no tengas ganas de sonreír, de sonreír eternamente. Pero de repente se desvanece, la sonrisa desaparece y te recuerda a tu gran amor, del que estuviste enamorada y el que jamás te trató como una princesa ni te dijo que eras preciosa. 
Lo recuerdas y el corazón se te encoje, los ojos se te llenan de lágrimas y piensas que jamás conseguirás olvidarlo. Que por su culpa vas a desaprovechar oportunidades que realmente merecen la pena. Y lloras, sufres por la impotencia de no olvidarlo. Lloras porque tienes miedo, miedo a que la historia vuelva a repetirse con quién realmente te merece. Y sabes perfetamente que él haría todo lo posible por hacerte feliz, pero aún así dudas. Dudas porque en el fondo piensas que saldrá mal, porque no quieres volver a sufrir ni llorar; quieres ser feliz. Pero, ¿y si sale bien? Digamos que hay una posibilidad y que está ahí. Podría salir bien, podría ser tu momento, pordría haber llegado la hora de volver a sonreír.


domingo, 23 de septiembre de 2012


A veces, la decisión más subrealista, loca y sin sentido...
Es la correcta.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Remember me


Llegué a la habitación y me acosté en la cama, boca arriba. Me dispuse a pensar y, con lágrimas los ojos, me acordé de él. Me acordé de él y de su sonrisa. De sus ojos, de su boca y de sus manos que un día estuvieron entre las mías. Y lloré, lloré cuando lo vi aferrado a ella y no a mí, cuando vi su mirada retirandose de la mía, cuando ya no era yo el motivo de su sonrisa y cuando ya no me dedicaba ni un segundo de su tiempo. Empapé la almohada de recuerdos, de miradas y de sonrisas desvanecidas. Y lloré cuando vi que era ella la que se reía con él y no yo, cuando le agarró la mano y cuando le besó. Lloré porque ella lo tuvo y yo no, porque ella ya no lo recuerda y yo sí. Lloré porque ella lo besó y ya no lo recuerda, mientras que yo sueño cada día con poder rozar sus labios con los míos.

martes, 18 de septiembre de 2012

Where are the plans we made for two?


Dicen que cuando tememos algo, tememos a que algo ocurra, en la mayoría de los casos ocurre. Y como no, una vez más ese dicho se ha cumplido. Ha ocurrido, aunque duele mucho más de lo que imaginabas. Cuando te dispones a ser feliz, cuando encuentras a alguien que realmente lo consigue, llega él. Llega él recordándote que no lo has olvidado, que sigue ahí y que no está por la labor de marcharse. Recordándote que aún le quieres, más de lo que pensabas y que sigues estando incompleta sin él. Que lo necesitas, lo necesitas cada vez más y no está. Te encantaría que te rodeara con sus brazos y te dijera que te quiere, que te quiere para estar siempre contigo. Y la realidad es que te lo dice, pero no quién quisieras que te lo dijera. No sabes lo que ocurre y lloras, lloras por no entender cómo puede seguir siendo tan importante después de tanto tiempo. Y te das cuenta de lo que ocurre, y lo que ocurre es que tu corazón está dividido en dos, en dos partes muy importantes a las que quieres, aunque la parte que menos te conviene sigue siendo la más grande.

domingo, 16 de septiembre de 2012


Entre broma y broma, la verdad asoma.


jueves, 23 de agosto de 2012

True story



Y es que es así, somos así de tontas, infantiles y estúpidas. Que si se nos ponen un príncipe azul y un capullo delante, vamos a elegir al capullo. Es ley de vida, por mucho que digamos, no queremos ni flores de colores ni mariposas revoloteando a nuestro al rededor. Buscamos lo prohibido, lo peligroso, lo que sabemos que va ha hacernos daño. Digamos que es porque lo prohibido es tentador y lo peligroso atractivo. Nos gusta que nos hagan sufrir y que luego vengan a pedirnos perdón sabiendo que volverán a repetirlo. Y sí, somos tontas sabiendo que lo que nos gusta es lo que va a hacernos daño. Pero es así y lo seguirá siendo. Lo seguirá siendo hasta que uno de esos capullos se enamore, se enamore y se convierta en un príncipe azul. 



Digamos que al fin y al cabo sigue siendo la misma historia de siempre: el sapo, después de muchos besos, siempre se termina convirtiendo en príncipe, ¿no?

domingo, 19 de agosto de 2012


jueves, 16 de agosto de 2012

Here's my story, here's my life


"El camino correcto, el que debemos tomar, las decisiones adecuadas..." ¿Cuántas veces nos habremos preguntado qué será de nosotros? Cuando somos pequeños todo se ve muy fácil, demasiado fácil; queremos ser grandes bailarinas, famosas cantantes, perfectas modelos o actrices para recordar. Todo se ve  tan fácil cuando tu mayor decisión es si quieres jugar a las muñecas o prefieres montar en bicicleta. Ahí todo es sencillo, tal vez demasiado. Cuando crecemos y maduramos nos damos cuenta de que las decisiones fáciles, los caminos de rosas y las mariposas de colores se terminan y todo se complica, cada vez más. Y es ahí cuando piensas, ¿y qué más da? 
Dejas que el camino fluya, que todo se coloque en su sitio y que el destino haga contigo lo que quiera.

martes, 24 de julio de 2012

Queridos carpinteros del mundo:

Un clavo no saca otro clavo. Si realmente piensan eso, no saben nada de carpintería. Bueno, realmente, podría decirse que es así en algunos caso. Como por ejemplo, si ese carpintero ha clavado mal el clavo, en ese caso, como es normal, sería muy sencillo sacarlo, tanto con otro como sin él. Pero si realmente se da este caso, el carpintero tampoco sabe de carpintería. 
Pongámonos en otras circunstancias, digamos que el clavo está perfectamente clavado, ¿otro clavo? ¿De qué te sirve clavar otro clavo si no has conseguido sacar el primero? 
Un clavo no saca otro clavo. Bueno, todo depende de la madera. Un clavo se saca con esfuerzo, sacrificio, dolor, cuidado y tiempo. Se saca poco a poco y cuando la madera está curada, es cuando se está preparada para clavar otro clavo.


Carpinteros, búsquense otro oficio si, para empezar, no saben que un clavo no saca otro clavo.
Firmado: 
Una madera clavada.

domingo, 15 de julio de 2012


Y cuando piensas que has tocado fondo, 
sigues callendo.

jueves, 12 de julio de 2012

Time heals everything

Y me di cuenta de lo que ocurría. Me di cuenta de que, a pesar de todo, le seguía queriendo. Me di cuenta de que mi vida no tenía sentido si no me sonreía por la mañana o si no me recordaba alguno de mis defectos. Me di cuenta de que su sonrisa me hacía sonreír, que su olor me envolvía y que su pelo me enloquecía. Me di cuenta de que lo necesitaba para ser feliz, a pesar de que no lo tenía. Y sí, me di cuenta de que seguía siendo importante y que, probablemente, lo seguiría siendo durante un tiempo, tal vez algo más de un tiempo, tal vez no lo olvidaría jamás. Pero me di cuenta de que mi felicidad no tenía que depender de nadie y que mi sonrisa tenía que estar permanentemente en mi cara. Me di cuenta de que hay cosas que es mejor perder.

martes, 10 de julio de 2012

Touched and sunk


A lo largo de nuestra vida nos enseñan cosas que, al parecer, serán indispensables y necesarias para nuestro futuro. Nunca hables con desconocidos, no cojas cosas del suelo, se educado, deja salir antes de entrar... Millones de normas que nos imponen desde que somos pequeños y que, de una manera u otra, terminamos cumpliendo. Pero, cuando crecemos y maduramos, ¿quién cumple esas normas? Se podría decir que esas normas pasan a ser consejos, los cuales decidimos si tomar o dejar. Inténtalo; nunca lo sabrás si no lo intentas; no tienes nada que perder; lucha por lo que quieres. Millones de expresiones que sólo llevan a un sólo objetivo por cumplir: dejar atrás tus miedos y luchar por lo que realmente te importa, por lo que crees que merece la pena. Y te das cuenta de que sí, de que tú misma eres la única que merece lo mejor y que debes hacer tus sueños realidad. Pero con eso es con lo único que te tropiezas, con la realidad. Realidad que te recuerda que los sueños, sueños son. Y que, una vez más, has perdido la batalla.

domingo, 1 de julio de 2012

¿Retroceder? 

Sí, sólo para coger impulso.

martes, 26 de junio de 2012

I heard that your dreams came true


Digamos que todos tenemos algo por lo que merece la pena vivir, el valor de nuestra felicidad, una razón que nos hace levantarnos día a día, algo por lo que seguir luchando, un motivo por el que sonreír en todo momento. Digamos que todos lo tenemos y que todo es perfecto mientras permanece. ¿Pero que ocurre cuando eso que nos levanta día a día, nos da razones para seguir luchando y un motivo para sonreír desaparece? Simplemente, todo se convierte en una mierda. Aunque dicen que el tiempo lo cura todo y que, tal vez, encontremos algo que vuelva a darnos una razón por la que levantarnos, razones para seguir luchando y un motivo para sonreír. Es irónico, ¿no? Es irónico como diferentes personas pueden aportarnos las mismas cosas. 
Tal vez encuentre alguien que consiga sustituirte.
Tal vez.

domingo, 24 de junio de 2012

La pieza que falta en mi felicidad

Cuando digo todo, es todo. Sin más, sin menos, sin peros ni excusas estúpidas que intenten separarme de este sentimiento. 




Por mucho que quiera.

jueves, 21 de junio de 2012

Summertime




Entonces llega. Plagado de alegría y ganas de disfrutar. Con un millón de planes y sin que te falte nada. Bueno, y dándose el caso de que faltara algo, claramente sería tiempo. Tiempo para hacer todas las cosas que has planeado. Dejas los libros a un lado, o lo que es mejor, los tiras para no volver a verlos. Y te centras en disfrutar, en no pensar en otra cosa que no sea diversión propia y en relajarte. Te lo mereces, ¿no? Sí, por supuesto que sí. La hamaca más grande, un buen refresco y a disfrutar. Que si la vida son dos días, imagínate que rápido se pasa el verano. Llegó la hora de ser feliz, llego la hora de olvidarse de los problemas, de olvidarle, de disfrutar.
De gritarle al mundo que ha llegado el verano.

martes, 19 de junio de 2012

Feliz cumpleaños, pequeña



Buenos días, buenas tardes o buenas noches, todo depende de a la hora que estés leyendo esto. Pero, ¿qué más da? ¿Realmente importa un momento exacto del día cuando tienes a una de las personas más importantes ahí en todo momento? No, realmente no importa, no importa absolutamente nada. A lo largo de nuestra vida van apareciendo personas, al igual que también desaparecen. Dicen que esas personas nos van aportando pequeñas cosas día a día, nos completan, nos definen. Y es cierto, cada uno de nosotros estamos formados por pequeños pedacitos de todas las personas que han ido formando parte de nuestra vida. Algunos se van, otros se quedan. Pero al fin y al cabo, en algún momento estuvieron ahí. Pero, ¿la gran satisfacción de cuando una de esas personas decide no marcharse y seguir a tu lado acompañandote? Nadie habla de ellos, de los que siempre están, de los que nos levantan cuando nos caemos, nos hacen reír cuando lloramos y nos mandan a callar cuando hablamos demasiado. Saben en el momento exacto en el que tus ojos van a explotar y lo evitan con un abrazo. Saben nuestros sentimientos sin que digamos una sola palabra. Saben perfectamente el modo en el que hacerte sonreír y saben cual es el momento en el que hay que hacerlo. Pero lo que realmente saben, es el significado de la verdadera amistad. Porque esas personas te aportan confianza, felicidad y alegría. 
¿Y qué pasa cuando llega un 18 de Junio y es el cumpleaños de una de esas personas especiales? Pues lo que realmente pasa, es que te quedas sin palabras, sin regalos y sin nada que pueda agradecerle todo lo que ha hecho de ti. 
Aleida, eres increíble. Gracias por cada sonrisa, cada beso, cada abrazo y cada vez que has sido tú misma conmigo, pues ya poca gente lo es. Eres auténtica, brillante y expléndida. Una de las mejores personas que conozco. Y sí, tienes millones de defectos, pero por cada uno de ellos tienes una virtud que te hace única, especial. Me has enseñado a darme cuenta de mis errores e intentar corregirlos. Gracias por todos y cada uno de los momentos que has pasado conmigo, por todo. Gracias por ser así, con esa facilidad que tienes para hacerme reír. 
Sé que esto no es nada en comparación con lo que realmente te mereces, pero sólo puedo asegurarte que siempre estaré contigo para lo que necesites, ¿entiendes? Para lo que quieras.
Disfruta de tus quince, niña bonita.
Te quiero muchísimo.
18.06.1997

domingo, 17 de junio de 2012

Hate that I love you


Odio que me mientas y que tengas razón.
Odio que me alegres el corazón, pero aún más me hagas llorar.
Odio no tenerte cerca y que no me hayas llamado.
Pero sobre todo, odio no poder odiarte porque no te odio nada en absoluto, ni si quiera un poco.

jueves, 14 de junio de 2012

Happy B-day



Un año más llega el día esperado. El que llevas deseando desde hace meses y que te hace sentir especial. Hay cosas que sólo suceden una vez al año y que cuando llegan te hacen sentir la persona más feliz del mundo. Y llega, el día que tanto habías esperado llega. En ese momento en el que miras atrás y ves todo el camino recorrido; las amistades, enemistades, los conflictos, las bromas, la felicidad, los llantos, el sufrimiento... Ves todo lo que has vivido a lo largo de la vida, las decisiones que te han llevado a ser cómo eres ahora mismo. Es entonces cuando te das cuenta de que lo más importante de este día no es que cumplas dieciséis años, ni que vayas a tener miles de sorpresas y regalos, sino que si no fuera por la gente que forma parte de tu vida, jamás habría deseado que hoy fuera catorce de junio, lo que también quiere decir, mi cumpleaños.
Gracias.

martes, 12 de junio de 2012

You'll be mine


Me encantaría que lo primero que viera al despertarme fuera tu cara. Tu preciosa sonrisa iluminándome la mañana y recordándome que vas a estar ahí siempre, siempre conmigo. Esperando a que me levante por la mañana, observándome mientras duermo y orgulloso de tenerme. Me encantaría que me llevaras a la cocina en brazos, me besaras en la frente y me susurraras al oído: "Buenos días, princesa". Entonces yo te miraría y con una simple mirada  tú sabrías lo mucho que te quiero, lo mucho que te necesito. Sabrías que mi vida depende de un hilo formado de tu felicidad, que en otras palabras también es la mía. Me encantaría que juntos saliéramos de casa, de la mano, como dos enamorados, como algo infinito. Como si no hubiera otra cosa que no fuera un nosotros, como si el resto del mundo diera igual. Me encantaría que me callaras con un beso cuando nos pelearamos. Me encantaría que tras un día agotador, nos pudiéramos tumbar en el sofá, ver una peli de amor y estar orgullosos de no sentir ningún tipo de envidia. Me encantaría que yo fuera para ti y tú para mí. Que mi única rutina fueran tus labios, tu pelo, tu sonrisa, tu forma de hacerme reír, tus abrazos... Me encantaría, en una breve palabra, tenerte.

domingo, 3 de junio de 2012

When the heart speaks, words are unnecessary




"Te deseo buenas noches" No es lo mismo que:

"Te deseo, buenas noches"

viernes, 1 de junio de 2012

Returns, but forever


Mañana será otro día, sí. Puede que te despiertes con distinto humor, que duermas con un pijama diferente o que bajes de la cama de otra manera. Mañana será otro día, sí. Puede que comas la comida más deliciosa del mundo o pasees por los lugares más bonitos de tu ciudad. Mañana será otro día, sí. Puede que te rías como nunca, que te hagan un millones de regalos y que alguien te diga que eres increíble. Mañana será otro día, sí. Puede que te hagas millonaria de la noche a la mañana y puedas tener todo lo que deseas. Mañana será otro día, sí. Pero tú seguirás siendo tú y yo seguiré siendo yo. Y seguiremos siendo como dos conocidos que fingen no haberse visto jamás. Y sí, mañana será otro día pero, en cuanto a mi respecta, si tú no estás conmigo todos los días son iguales.

martes, 29 de mayo de 2012

You'll never know, if you never try



Caminaba por la calle con aire de felicidad. Estaba feliz, realmente feliz. Sentía que por una vez en la vida, algo para ella iba a tener sentido. Por fin había encontrado a alguien que realmente la mereciera. Se acercaba a su casa, iría a visitarlo y a contarle la noticia. La sonrisa no se desdibujaba de su rostro.
-¡Hola!-dijo ella más feliz de lo normal.
-¿Qué ocurre?-dijo él extrañado.
Eran amigos desde hacía mucho tiempo, más que amigos, eran hermanos. Él para ella y ella para él, siempre juntos.
-¡Me quiere, me quiere y me quiere! Me lo ha dicho antes, por fin todo cobra sentido, ¿sabes? Nunca pensé que algún día pudiera quererme, pero lo hace y ahora mismo sólo sé que quiero estar con él para siempre.-la felicidad se le notaba a kilómetros de distancia.
-Pero..-él estaba confuso, la quería muchísimo, como una hermana. La había visto sufrir más de un año por aquel chico y ahora todo le parecía tan irrealista.-¿y si te está mintiendo?
-¿Por qué iba a hacerlo?
-No lo sé... Pero es un chico y los chicos somos muy...
-¡Basta! ¿Qué te pasa? ¿Por qué no te alegras?
-No quiero verte sufrir más.-dijo al fin mientras agachaba la cabeza.
-Pero es que si no estoy con él, voy a sufrir también. Me estoy empezando a enamorar.
Él levantó la vista, la sostuvo la mirada unos segundos y finalmente volvió a bajarla. 
-No te enamores, vas a sufrir.
-No nazcas, vas a morir.
Ella sabía de lo que hablaba, el amor era duro y tenías el sufrimiento asegurado, pero, ¿por que no arriesgarse? Merecía la pena intentarlo. 
En ese instante él levantó la cabeza y la abrazó fuertemente mientras le susurró al oído que siempre estaría con ella, hasta en sus peores días. Porque ambos habían nacido e iban a morir y estaban predestinados a amar y sufrir.

domingo, 27 de mayo de 2012

No hay que esperar a que la tormenta pase




Sólo hay que aprender a vivir bajo la lluvia.

jueves, 24 de mayo de 2012

In another life, I'll make you stay



Una vez me preguntaron que si pudiera tener cualquier poder, cuál elegiría.
-¡Leer la mente!- dije sin pensármelo dos veces.
Pero alguien me dijo que si leía la mente, no podría tener sorpresas, que muchas veces descubriría cosas que no querría saber y que no sería nada divertido jugar conmigo a nada. Pues si leía la mente, podría saber que pensaba cada persona en cada momento y no tendría ni regalos sorpresa, ni fiestas sorpresa. No tendría sorpresas.
Pensé en todo lo que me gustaban la sorpresas y cambié de opinión rápidamente.
-Pues si no puedo leer la mente, quiero ser invisible.
Pero alguien me dijo que, al igual que leyendo la mente, descubriría muchísimas cosas y yo, que además era una chica algo cotilla, no podría resistirme y me enteraría de todo. Con lo cual, tampoco tendría sorpresas.
-¡Ya sé! Quiero mover objetos con la mente.- dije como tercera opción
Pero alguien me dijo que, mover objetos con la mente era algo estúpido e innecesario, pues si quería algo, podía levantarme y cogerlo, no tenía por qué moverlo con la mente. Me dijo que podía elegir un poder mucho mejor.
-Pues...- mi cabeza estaba saturada. No entendía cómo podía ser tan complicado elegir un poder para toda la vida.- quiero poder controlar el tiempo.
Me quedé en silencio esperando una queja, pero no tuve ninguna. Fue en ese momento en el que miré al rededor y vi que no había nadie conmigo. Entonces me di cuenta. Me di cuenta que por mi misma había conseguido lo que realmente quería, que yo sola podía tomar mis propias decisiones sin influencia de los demás. En ese momento me di cuenta de que quería controlar el tiempo y así volver una y otra vez a nuestros momentos. Y saber que justo en el momento que todo cambió, yo tendría que hacer las cosas de otra manera.

martes, 22 de mayo de 2012

1405



Pasa el tiempo y todo sigue como siempre. Te levantas con la misma monotonía todos los días y observas que hay gente que falta en tu vida. Pero te das cuenta de que con el paso del tiempo te has acostumbrado. Mas esto no significa que no los necesites, si no que al no tenerlos, no te queda otro remedio que vivir sin ellos. Dicen que nunca olvidas a una persona importante en tu vida, que simplemente aprender a vivir sin ella. Pero entonces, como un golpe en tu vida, cuando menos te lo esperas, aparece quien menos esperabas. Viene para decirte que lo siente, que te quiere, que te necesita y que te echa de menos. Y es en ese momento en el que te das cuenta de que lo que creías que ya no era necesario en tu vida, puede que vuelva a serlo. Y te das cuenta de que sí, de que nunca olvidas a alguien importante en tu vida, que simplemente aprendes a vivir sin ella. Y eso se demuestra cuando esa persona aparece de la nada y te das cuenta la sigues necesitando.

domingo, 20 de mayo de 2012

No es que esté loca


Sólo escondo mi tristeza detrás de un puñado de risas, así todo me resulta más fácil.

jueves, 17 de mayo de 2012

Feelings



No actues como si nunca hubiera existido, cómo si tu vida fuera perfecta sin mí, cómo si todo lo vivido no te hubiera ocurrido a ti, sino a otra persona. ¿Por qué lo haces? Sabías perfectamente que mi vida dependía de ti, de tu sonrisa, de si tus ojos brillaban o no, de si me hacías reír o preferías reírte tú. Dicen que estamos constantemente sometidos a cambios: de aires, de personas, de lugares, de sentimientos...¿Por qué te fuiste? Nunca me diste una explicación, una razón, un motivo... Ni si quiera una excusa. Y sí, los días pasan y créeme que me intento engañar a mí misma, diciéndome que todo va a salir bien, que te olvidaré para siempre y que solo formarás parte de mi pasado. Pero no será así, porque cuando pienso que, lo que tan grande es, empieza a hacerse pequeño, apareces con tu sonrisa encantadora hablando de tus cosas y tus historias. Siempre habrá un pedacito de ti en mí, recuérdalo siempre. Recuerda que si algún día decides volver, yo estaré esperando.

martes, 15 de mayo de 2012

My whole life



Y poco a poco vas haciendo grande lo pequeño, bonito lo feo, divertido lo aburrido y de miles de colores lo que es oscuro. Vas construyendo tú vida y acomodándola a ti. A tus costumbres, tus gustos. Coges un poquito de esto y un poquito de lo otro y vas reparando todos los daños causados. Vuelves a poner tu mundo en pie y sonríes. Debes sonreír por el simple hecho de que puede que alguna persona sonría con sólo verte sonreír, ¿quién sabe? Somos millones de personas y siempre habrá alguna que te haga reír con una simple palabra. Existen personas en nuestra vida que están ahí por el simple hecho de que nos hacen felices, sea de una manera u otra, pero lo hacen. Y se podría decir que por esas personas, son por las que realmente merece la pena vivir.

domingo, 13 de mayo de 2012

Cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida junto a alguien


Sólo deseas que el resto de tu vida empiece cuanto antes.

jueves, 10 de mayo de 2012

Someone like you find someone like me



Tengo millones de miedos. Muchísimos. Te podría decir que tengo uno por cada pelo que hay en mi cabeza o por cada lágrima que derramo cuando estoy triste o por cada granito de arena que hay en una playa. Tengo miedo de fallar a las personas que quiero y aún así no hago más que hacerlo constantemente. Tengo miedo de los lagartos, lagartijas y perenquenes. Tengo miedo de que venga alguien por la noche y al despertarme esté observándome. Tengo miedo a las alturas y a las notas. Tengo miedo al bachiller, a la universidad y a todos los cambios futuros que va a haber en mi vida. Tengo miedo de mis padres cuando están cabreados y de resbalarme en la bañera. Tengo miedo de los monstruos que hay debajo de mi cama por las noches y de que sea verdad lo de que este año sea el fin del mundo. Tengo miles de miedos, muchísimos, infinitos. Pero siempre hay uno que destaca entre todos, que sobre sale, la gente lo llama "mi mayor miedo". ¿Qué cual es mi mayor miedo? Mi mayor miedo es que alguien más descubra lo increíble que eres y se enamore de ti justo de la misma manera que yo lo hice.

martes, 8 de mayo de 2012

Si yo puedo, ¿por qué no iba a poder otro?



Hoy me he levantado y he cogido la hoja más grande que tenía. Un folio enorme, casi tan grande como yo. ¿Y saben que he hecho con él? Me he tumbado y he observado las nubes y sus formas. No sé por qué, pero siempre encontraba un corazón, o al menos algo que se le pareciera. Tal vez, lo encontraba porque lo estaba buscando o simplemente porque era... ¿el destino? Realmente no lo sé, lo único que se es que me he dado la vuelta rápidamente y he mirado aquel enorme folio blanco que tenía delante de mí. He cogido un bolígrafo y he empezado a escribir. ¿Saben esa sensación de liberación que te sucede cuando tienes muchas ganas de hacer algo y por fin lo haces? Pues así me he sentido. De una manera u otra he escrito todo lo que necesitaba sobre un folio, un enorme folio. Y cuando terminé, lo partí en mil pedacitos y dejé que el viento se lo llevara volando lejos, muy lejos. Dónde alguien lo pueda encontrar, unir todas sus piezas y recibir mi mensaje:

Vi reír a la tristeza
Si ella puede, ¿por qué no vas a poder tú?


domingo, 15 de abril de 2012

Improbable, nunca imposible



Alicia: ¡Tengo que pasar!
Picaporte: No. Tú eres demasiado grande, impasable.
Alicia: Dirá usted imposible.
Picaporte: No, impasable. Nada es imposible.

jueves, 12 de abril de 2012

And I set fire to the rain



Dicen que el mayor error, y más común, del ser humano es intentar sacar de la cabeza aquello que no sale del corazón. Dicen también, que cada persona que llega a nuestra vida nos aporta algo, que nunca se va sin dejar nada. Mas hay personas que nos aportan mucho, quizás demasiado. Se clavan en nuestro corazón de tal manera, que nuestra felicidad llega a depender de ellos. Palabras que te dejan sin aliento, ausencias que matan, besos que te envuelven y acciones que duelen. Es increíble cómo alguien, una simple persona entre millones más, puede llegar a marcar tanto tu vida, pero lo hacen. Dejan su imagen, su aroma, su sonrisa, sus ojos y todo su encanto clavado, grabado a fuego, tatuado en tu corazón. Y llega el momento en el que te das cuenta de que ese tatuaje, es simplemente eso, nada más, pues la persona que quedó grabada en ti, ya no está contigo. Y te dispones a borrar como sea ese tatuaje del corazón y todas las cosas que con él te están haciendo sufrir. Te das cuenta de que, a parte de estar en tu corazón, también está en tu cabeza y no parece que esté por la labor de salir. Entonces es cuando empiezas a comprender que las heridas están para ser cerradas y que, aunque la cicatriz te persiga por el resto de tu vida, no te volverá a doler nunca más.

martes, 10 de abril de 2012

Sometimes



Es aterrador lo rápido que puede cambiar tu vida. Miras atrás y ves, en un pasado cercano, esa felicidad que poseías. Esas ganas de vivir, de sonreír las 24 horas del día incluso cuando es lunes. Las ganas de reír, de llorar de felicidad y de que la única razón por la que te levantas es porque él estaba a tu lado, de una manera u otra, pero lo estaba. Pero entonces, como una tormenta repentina, como una lluvia en pleno verano, todo se desmorona. El cielo se vuelve gris y el sol desaparece dejando como sustituto una lluvia constante, interminable. Mas a veces, estas situaciones nos hacen madurar y darnos cuenta de las cosas. A veces nos sirven de ayuda para saber que no todo es un camino de rosas y que si realmente queremos algo tenemos que conseguirlo por nuestros propios medios. A veces es hasta necesario perder a alguien para darte cuenta de cual es su importancia en tu vida. A veces necesitamos sufrir, prepararnos para lo que venga después, pues esto nos hace más fuertes. A veces... Pero no siempre.

domingo, 8 de abril de 2012


El primero en pedir disculpas es el más valiente.
El primero en perdonar es el más fuerte.
El primero en olvidar es el más feliz.

jueves, 5 de abril de 2012

Just me, my self and I



Detrás de cada "lo conseguiré" hay alguien que te dice que fracasarás. Detrás de cada "voy a intentarlo" hay alguien que te dice que dice que saldrás herido. Detrás de cada "yo puedo" hay alguien recordándonos que no. Detrás de cada "soy fuerte" hay alguien que nos recuerda nuestros defectos. Detrás de cada persona que quiere conseguir sus sueños, hay alguien que quiere impedírselo. Pero si alguien lo suficientemente fuerte para decir lo conseguiré, voy a intentarlo, yo puedo y soy fuerte, tiene que ser lo suficientemente fuerte para escuchar a todas las personas que dirán que no puede conseguirlo. Que nadie te diga lo que no puedes hacer y si hay alguien que te ponga impedimentos, que ese sólo seas tú mismo. Porque soy capaz de todo y más. Nadie me va a arrebatar mis sueños, mis metas ni mi felicidad. Conseguiré todo lo que te proponga. Porque a pesar de todo, sigo aquí, en pie. Y lo quieran o no, lo seguiré estando. Porque mis sueños, son MÍOS y de nadie más.

martes, 3 de abril de 2012

"Nothing's gonna change the things that you said"



Mírame, he crecido. Mírame bien, de arriba a abajo y de abajo a arriba. Observa mis cambios, mis evoluciones. Mírame, ¿no te das cuenta? Ya no soy una niña, he crecido. Y aunque te niegues a aceptarlo, lo he hecho. Supongo que era inevitable, ¿no? Cada paso que he dado, cada decisión que he tomado, cada cambio... Siempre has estado ahí, apoyándome a conseguir unas metas. Pero cuando realmente te necesitaba, huías de mí. Porque cuando de verdad  te necesitaba, era cuando fracasaba, cuando no veía la salida por ningún lado y todo me parecía oscuro y sin final. Cuando caía, desaparecías, te convertías en un completo desconocido. Nunca comprendí del todo por qué, ¿acaso te avergonzabas de mí? No lo sé, supongo que nunca tuve, ni tendré, el valor de preguntártelo. Pero lo hecho, hecho está y ni tú ni yo ni nadie podemos cambiarlo, se puede rectificar para un futuro, pero el pasado es algo que nunca se podrá borrar. ¿Por qué te cuesta tanto asimilar que me he hecho mayor? Me ocurren cosas nuevas que tú deberías comprender, pero en cambio no lo haces, te haces el ciego y te intentas convencer a ti mismo de que todo sigue igual que antes. Una vez más, tropecé con la misma piedra de siempre, lo sé. Pero esta vez es distinto, aunque te niegues a creerme. Todos cometemos errores y créeme que siento no haber sido lo que esperabas, siento que no puedas estar orgulloso de mí, siento no haber sido como tú hubieras querido, siento no haber sido perfecta. Pero nadie lo es, y mucho menos yo.

"Now is just too late, and we can't go back."

domingo, 1 de abril de 2012

¿Madurar? ¿Para qué?
si lo que primero madura, es lo que antes se pudre.

jueves, 29 de marzo de 2012

Simply thanks



Estaban sentados en aquel parque juntos, como buenos amigos que eran. Compartían confidencias, secretos, alegrías, tristezas, todo. Él, ella. Formaban un gran equipo, mucho mejor de lo que muchos creían. Pero esa tarde era distinto. Silencio. Las hojas de los árboles que el viento agitaba era el único sonido que ambos escuchaban. Ella lo había citado allí hacía a penas diez minutos por una llamada telefónica. Tenía los ojos hinchados, llenos de lágrimas. Él la miró y la abrazó enormemente, un abrazo de estos que sólo un amigo puede darte, un verdadero amigo.
-Todo es tan injusto... No entiendo nada, hace a penas unas semanas estábamos bromeando juntos y ahora somos completos desconocidos. Era tan feliz sabiendo que parte de su tiempo lo perdía en estar conmigo... Todo es culpa mía, si no hubiera...
-¡SH!- la interrumpió él- ¡Basta de tonterías! ¡Tú no has hecho nada!
-Pero...
-¡Pero nada! Eres una chica estupenda y él no es consciente de todo lo que se pierde, ¿queda claro? Ya habrá alguien que te haga feliz como realmente te lo mereces. Mientras tanto, busca tu felicidad. Búscala en ti misma y no en otra persona, yo se que puedes.
-Gracias, eres el mejor.
-¿Y sabes una cosa? Él no te conoce, si te conociera no te ignoraría.
-¿Por qué dices eso?- preguntó extrañada.
-Porque si te conociera, estaría enamorado de ti.
En ese momento sus ojos llenos de lágrimas lo miraban fijamente, sonrió sinceramente y le dio un abrazo enorme. Fue en ese instante en el que se dio cuenta de que tenía a alguien muy importante en su vida, se dio cuenta de que tenía al mejor amigo del mundo junto a ella. Y eso es algo, que nada ni nadie iba a poder quitarle.

martes, 27 de marzo de 2012

HE



Todo, y cuando digo todo es todo, tiene un final, termina. Cada vida es como un libro. Cada página representa un día de nuestras vidas y cada capítulo una etapa. Y como todo, cada etapa o época tiene un cierre, cierre que nunca acaba bien. Las historias de amor, las amistades, un viaje... Cada capítulo termina con nostalgia, pena, tristeza... Por eso es que afirmo que los finales felices no existen. Todas las princesas y sus "y vivieron felices y comieron perdices" sólo forman parte de un cierre provisional. ¿O acaso se sabe que le pasó a la Cenicienta después de casarse con su príncipe? Nadie lo sabe y probablemente no se sabrá nunca. Puede que no fuera feliz o tal vez sí. Pero en los cuentos reales, en la vida, nada de esto sucede. Todos los finales son tristes, no existe un final feliz. ¿Que por qué? Por el simple hecho de que los finales felices, son historias sin acabar.

lunes, 19 de marzo de 2012

Siempre serás para alguien...

...la persona perfecta que conocieron en el momento equivocado.

jueves, 15 de marzo de 2012

Everybody hurts somedays



Llega un momento en la vida en el que te paras a pensar lo que has hecho bien, lo que has hecho mal, lo que has dejado de hacer... Llega un momento en el que tu camino se cruza con baches, se enreda entre miles de dudas. Llega un momento en el que tienes que depender de ti misma y de tus propias decisiones, sean cual sean y asumiendo las consecuencias que estas conlleven. Y después de haberlo conseguido, miras atrás, orgullosa de tu trabajo, de tus acciones, de tus decisiones. Te das cuenta de que lo que antes dolía, ahora ya no lo hace y que lo que antes era imprescindible, ha dejado de serlo. Se ha convertido en uno más, uno del montón, una de esas personas que ven y que, aunque todavía te de un vuelco el estómago, ya no te causa dolor el hecho de verlo. Ves como día tras día te intenta hacer daño, pero has conseguido una barrera contra él, la mejor barrera de todas: el amor propio, algo que sólo tú puedes darte. Algunos dicen que es la costumbre, que no lo has olvidado, que simplemente te has acostumbrado al sufrimiento y el dolor de tal manera, que ya ni te das cuenta de que está ahí. Pero al igual que todo, el tiempo todo lo cura.

martes, 13 de marzo de 2012

Things will never be the same



En aquella sala el ambiente era tenso. Un silencio lleno de rabia y culpabilidad la inundaba. Ella, con los ojos llenos de lágrimas, clavaba su mirada en él. Mientras que él, no conseguía sostenerle la mirada durante mucho tiempo, la culpabilidad lo estaba matando. Silencio y tensión. Cuando no pudo aguantarse, las lágrimas de ella cayeron por sus mejillas, delatando su sufrimiento y decepción. Se dio la vuelta y se dispuso a marcharse, pero cuando a penas había dado cinco pasos se dio la vuelta y se acercó a él:
-Coge ese vaso.- le dijo seria.
Él se quedó sorprendido y no tuvo respuesta para ella. No movió ni un músculo de su cuerpo, sin embargo le sostuvo la mirada. Estaba confuso.
-¿Vas a hacer lo que te diga?- insistió ella.
-Sí... claro.- Asintió él. Después de lo ocurrido nada podía ir peor, así que aceptó y decidió hacerle caso, aunque fuera la última vez que lo hiciera. -¿qué quieres que haga?
-Coge ese vaso y tíralo al suelo.- dijo ella totalmente seria. Él obedeció lo que le habían ordenado y observó como el vaso se rompió en mil pedazos a sus pies.
-¿Qué ha pasado?- preguntó ella.
-Que se ha roto.- él no salía de su desconcierto. Aquello era tan extraño, no comprendía nada, aún así le sostuvo la mirada y esperó una respuesta que tardó en llegar varios segundos.
-Ahora pídele perdón.
-Perdón...
El silencio se hizo de nuevo en aquella habitación. Ambos se sostenían las miradas, serios. Ella se mordía el labio inferior. Él sabía perfectamente que eso era síntoma de que estaba aguantando unas lágrimas, la conocía demasiado bien, los momentos que había pasado con ella nunca los había pasado con nadie. Era la persona que más la conocía.
-¿Y acaso ves que se haya arreglado?- los ojos de ella se empaparon pero ninguna lágrima cayó por sus mejillas. Ella le sostuvo la mirada, pero él la agachó rápidamente. En ese instante ella se dio la vuelta y se marchó, dejando atrás un pasado con un vaso roto.

domingo, 11 de marzo de 2012

Sonríe; tus enemigos lo odian.

martes, 6 de marzo de 2012

Hate u



Te odio. A ti y a esa jodida y preciosa sonrisa que tienes, a esas manos que un día estuvieron con las mías y a esos enormes ojos claros. Te odio. A ti y a esos cosquilleos que me entran cuando te veo, a esas enormes ganas de besarte que tengo, a esas palabras que me hacen reír y a tus estúpidas bromas que tanto me gustan. Te odio. A ti y a esa forma que tienes de hacer que me coma la cabeza noche tras noche. Te odio. A ti y a esas miradas que se nos cruzan de vez en cuando y que me dejan sin respiración. A ti y a esa manera de volverme loca todos los días. A esos empujones cómplices de algo más que amistad. Te odio porque me complicas la existencia pero al mismo tiempo haces que todo tenga sentido. Te odio porque me quitas las ganas de todo y me las devuelves con una sonrisa. Te odio con toda mi alma, no sabes cuánto. Te odio, principalmente, por esa manera que tienes de hacer que te quiera tanto.

domingo, 4 de marzo de 2012

¿Qué ocurre cuando esperas demasiado tiempo?
Simplemente te cansas.

jueves, 1 de marzo de 2012

Quiéreme aquí y ahora



Y ahí estás, una vez más. El mismo camino, las mismas calles, te miras fijamente en los escaparates haciendo tiempo hasta llegar a tu destino. Una vez más recorres el mismo camino. Rápido, despacio.. ¿qué más da? Tu cabeza está en otro sitio. Realmente, no sabes exactamente dónde está. Hace días que no dejas de pensarla, lo sé. "¿Dónde estará?" Y esa pregunta ronda por tu cabeza una y otra vez. Sus acciones te desconciertan, no sabes porqué hace eso. Te preguntas una y otra vez porqué te da una de cal y otra de arena, porqué se acerca y después se aleja. Pero lo que realmente no te preguntas nunca es si ella alguna vez se ha sentido como tú. Te lo diré yo: sí, claro que se ha sentido como tú. ¿Nunca has oído esa frase de "dale a probar su propia medicina"? Pues a veces funciona y sólo espero que esta sea una de esas veces. No me lo niegues, no me niegues que piensas en mí porque se que lo haces. Y sé que te has preguntado dónde estoy, no sabes porqué te lo preguntas. Ni si quiera sabes si me hablarías, si me dedicarías un sólo minuto de tu tiempo, pero el saber dónde estoy te da seguridad. Y no, no lo sabes y no dejas de preguntarte dónde estoy, ¿a quién pretendes engañar? Al fin y al cabo no somos tan diferentes, al fin y al cabo los dos somos personas, ¿no?

martes, 28 de febrero de 2012

De tus idas y venidas



¿Y sabes lo que pasa? Que tienes miedo. Después de darle miles de vueltas me he dado cuenta. Sufriste. Sí, lo sé, ahora lo sé. Supongo que alguna vez te enamoraste y, como cualquier enamorado, lo diste todo. Fuiste feliz por un tiempo, pensando que esa felicidad sería infinita. Hasta que un día, te cortaron las alas y dejaste de volar. Tu corazón se partió en mil pedazos que poco a poco fuiste juntando. Uno a uno, pasito a pasito y con tiempo, mucho tiempo. Y ahora sabes que eres feliz de nuevo sin necesidad de amar, ni de atarse a nadie. Sabes que esa sensación de estar enamorado es increíble, pero que es igual que saltar al vacío, no duele hasta que llegas al final. Por eso te haces un lío, piensas, te aclaras. Lo quieres intentar, lo das todo. Sonrisas y hacerla reír de esa manera que tan bien se te da. Puedes ver como ella, al igual que tú, también es feliz con una simple sonrisa tuya. Pero de nuevo dudas y te alejas. Estropeas todo lo que habías logrado construir, algo nuevo. Te das cuenta de que la quieres, pero no quieres sufrir y no sabes que hacer. Respiras y dudas tumbado en la cama mirando al techo de tu habitación hasta que caes en un profundo sueño. En éste la ves, a ella, la que no deja de rondar por tu cabeza. Ves como llora y se pregunta porqué haces eso, porqué no le das una respuesta, porque no quieres compartir tu vida con ella. Y por otra parte ves a la que te hizo sufrir y dejar de creer en el amor. La ves, feliz y enamorada de otro. En ese momento despiertas y miras a tu al rededor. La misma habitación, los mismos muebles... Te das cuenta de que la que te hizo sufrir es feliz, mientras que la que te hace feliz está sufriendo por tu culpa. Y en ese instante lo ves todo más claro, sonríes al estar seguro de que quieres una vida junto a ella.

domingo, 26 de febrero de 2012


Pensé que me querías.
No te culpo.
Yo pensé mal.

Si te culpo, deberías quererme.

jueves, 23 de febrero de 2012

Beginning



Y después de unos días volvió a aquella habitación llena de polvo y millones de trastos.
-Parece como si hubiera pasado un huracán por aquí.-susurró al ver aquel desastre.
Se dirigió a su armario y lo abrió lentamente y allí estaba todo, intacto, como ella lo había dejado. Se sentó en el suelo, en un punto en el que podía verlo todo y agitó la cabeza. Sus ojos se llenaron de lágrimas, pero antes de que pudieran descender por sus mejillas se deshizo de ellas. Seguidamente se mordió el dedo índice, cómo hacía siempre que estaba nerviosa, histérica, mosqueada. Y, sin quererlo ni poder evitarlo, lloró. Lloró y chilló como nunca antes lo había hecho. Como si se estuviera muriendo, como si el dolor la quemara por dentro, como si estuviera locamente enamorada. Cuando se le pasó, se levanto y sonrió amargamente. No tenía mucho tiempo, tenía que irse de allí cuanto antes. Esa cama, esa habitación... No le traían más que recuerdos rotos. Buscó en un cajón algo de ropa para los próximos días y allí la encontró. La nota. Esa nota que en el pasado tantas veces había leído y tantas sonrisas le había sacado en sus peores días. "No llores, ríe. No dudes, hazlo. No calles, grítalo. No desistas, vuélvelo a intentar". Y el día que encontró esa nota, fue el día que comenzó a ser feliz.

martes, 21 de febrero de 2012

Pride



Lo siento, pero me he cansado. Soy una persona que tiene paciencia pero, al igual que todo el mundo, la termino perdiendo, me termino cansando. Y eso es lo que ha ocurrido. Seré pequeña, pero tengo mucho orgullo, muchísimo, no sabes cuánto. Creo que ya he perdido bastante de ese orgullo contigo y me niego a seguir perdiendo más. Tal vez fui estúpida al pensar que tenía alguna posibilidad, o tal vez tú simplemente me diste esperanzas o al menos yo lo interpretaba así. Pero día tras día te vas dando cuenta de que los cuentos de hadas no existen y que mucho menos los príncipes. Así que ahora es tiempo de disfrutar y dejarse llevar por lo que vaya a suceder. La vida es demasiado corta para amargarse. Y te repito, soy orgullosa. La más orgullosa de todas. Y no volveré a dejar de serlo por ti.

domingo, 19 de febrero de 2012

¿Olvidar o esperar? 
Lo más jodido es no saber que decisión tomar.

jueves, 16 de febrero de 2012

Try to



Impotencia. Sí, sin duda alguna esa es la palabra que sientes. Ya son varios meses los que han pasado y todavía no has logrado borrarlo de tu mente. Lloras, impotencia de nuevo. Cuando piensas que todo ha terminado, que el dolor ya se ha acabado, vuelve. Vuelve y cargado de energía para quedarse por mucho tiempo. ¿Cómo alguien que ya no está en tu vida sigue significando tanto? Vuelves a llorar e inútilmente coges ese viejo álbum de fotos y comienzas a verlo. Página tras página, miradas tras miradas, sonrisas tras sonrisas y finalmente besos. Muchos besos, muchísimos. Acompañados de un sabor amargo en la garganta que te hace volver a la realidad, a la realidad que te recuerda que no está contigo y que todas esas sonrisas, miradas y besos sólo forman parte de un pasado del que él parece haberse olvidado. Respiras, sólo un esfuerzo más, todo irá mejor. Esos sueños que se repiten una y otra vez, todos esos recuerdos que reviven noche tras noche en tus sueños, terminarán. Conseguiré sacarte de mi mente para siempre y darme cuenta de que esos recuerdos, sueños, besos y caricias, sólo forman parte de un pasado llamado "tú".

martes, 14 de febrero de 2012

Fuck 14F



Un año más llega. 14 de febrero. Y cómo no, otra vez sola. Desmotiva ir años atrás y ver como siempre has estado sola, viendo como tus amigas lo celebraban con rosas y bombones, mientras que tú tenías que sonreír para buscar a alguien con quién compartir el siguiente 14 de febrero. Pero este año será distinto. Basta de lágrimas y estúpidas quejas. ¿Por qué tiene que haber un día para que la gente se diga que se quiere o regale estúpidas cosas materiales? Si realmente quieres a alguien tienes que demostrárselo desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, no tiene porqué haber un día. ¿Me quieres? Quiéreme todos los días del año, del primero al último y cuando termine, volvamos a empezar. Te dejo que me quieras un poquito menos el 14 de febrero, así iremos al contrario que el resto. Pero si no me quieres, ¿para que quererme un día? Para un día no me quieras, me sale más barato no quererte. Una vez más, volvamos al presente: 14 de febrero. Soy feliz, ¿sabes? Estoy sola, pero feliz. No, no estoy sola. Tengo un montón de personas a mi lado que me quieren todos y cada uno de los días del año. Porque a pesar de todo, no soy la única que esta sola. Habrá muchísimas personas en el mundo que tal día como hoy se sientan igual que yo. Piensa en todas esas personas y sonríe orgullosa de decir: no estoy tan sola.

domingo, 12 de febrero de 2012


Las promesas de hoy son recuerdos mañana;

jueves, 9 de febrero de 2012

Mistakes


"Venga, vamos, un esfuerzo más, tú puedes." Y retumba en tu cabeza una y otra vez. "Tú puedes, tú puedes". Todo irá a mejor, sólo es una época. Piensas que todo sale mal y te derrumbas. Lloras desconsolada por no tener a quién realmente quieres cerca. "¿Y por qué yo y no otro?". Miles de preguntas acribillan tu cabeza. Piensas que nada volverá a ser cómo antes, que lo que se fue no volverá. Se van sumando tus problemas uno a uno y cuando piensas que no hay sitio para más, cuando piensas que has tocado fondo, sigues cayendo. Piensas en lo que te llevó a esta situación. Sería fantástico volver al momento en el que todo cambió, en el que metiste la pata, en el que defraudaste a la gente que quieres y cambiarlo todo. Pero no se puede, hay que asumir las consecuencias y con la cabeza bien alta y todas las veces que haga falta decir: Lo siento.

martes, 7 de febrero de 2012

Lies



Reflexionas. Te has equivocado. Una vez más, cuando por fin lo tenías todo, metes la pata. Sí, lo sé, es inevitable equivocarse y cometer errores. Pero hay errores pensados y preparados para que no lo sean. Eres cosciente de que te puede salir caro, pero aún así corres el riesgo a equivocarte. Y como no, te equivocas. No es un error cualquiera, es un error que te va a costar mucho. Has decepcionado a gente por mentir, por una mentira que tu pensabas que sería piadosa te ha costado mucho más. La confianza. Una de las cosas más importantes es la confianza. Y yo, por estúpida, la he perdido. Lo que más duele, no es haberla perdido de alguien cualquiera, sino de quién realmente te importa. Eres cosciente de que esa confianza no volverá a recuperarse nunca, pues la confianza es cómo un papel, una vez la arrugas nunca vuelve a ser como antes.